Deseamos crear un medio educativo y humano en el que tenemos en cuenta un nuevo concepto de disciplina y libertad. La verdadera disciplina no se instituye desde fuera, según una regla preestablecida, con su cortejo de prohibiciones y de sanciones.

Uno de los órganos más representativos de nuestro sistema pedagógico es NUESTRO CONSEJO ESCOLAR que nos ayuda en la tarea del quehacer educativo a formar unos niños más conscientes y responsables ya que atiende a los aspectos más dinámicos y creativos del aprendizaje; presta especial atención a las relaciones personales mediante la creación de normas de disciplina y elección de los cargos de clase; favorece el desarrollo de la capacidad crítica, convirtiéndose en un amplio debate, donde todos pueden participar a través del diálogo, la comprensión y la aceptación de sus propias leyes de funcionamiento, y es el punto de equilibrio entre AUTORIDAD Y LIBERTAD a las que comprende e integra por su valoración de la autodisciplina y el respeto a las normas colectivas.

Distinguimos entre el CONSEJO ESCOLAR propiamente dicho y el CONSEJO GENERAL.

Decidimos las normas del colegio entre todos

Nos proponemos una orientación de la conducta, basada en el respeto mutuo, hacia la naturaleza, el entorno, los/as compañeros y profesores…

Consejo Escolar

El primero se celebra semanalmente, y su marco de expresión es la clase, formado por todos los alumnos y el profesor. Se desarrolla a partir de las críticas, deseos y felicitaciones que van surgiendo a lo  largo de la semana y que se anotan en los carteles correspondientes del corcho de la clase, y donde todos podemos participar.

El Consejo tiene sus propias normas de funcionamiento y cargos específicos. Entre los primeros citaremos: petición de palabra a mano alzada, actitud de diálogo, respeto a la mayoría, compromiso ante las decisiones tomadas en el mismo, etc. En cuanto a los segundos, tiene unos cargos representativos: el de moderador, y el de secretario, que se van rotando para que todos los niños puedan participar.

De los sucesivos Consejos van surgiendo normas de disciplina colectiva, unas veces creadas por los niños, otras sugeridas por el profesor y aceptadas a través del diálogo y la crítica razonada. Lo importante es que todos puedan opinar y exponer sus puntos de vista, incluso mostrar su desacuerdo; que los acuerdos son tomados mayoritariamente, despertando esto el sentido de la responsabilidad y cooperatividad, ya que están cumpliendo algo en cuya creación han colaborado, y no es la simple obediencia a unas normas externas lo que marca su comportamiento sino la aceptación consciente de algo creado por todos.

Consejo general

En cuanto a los consejos generales, comprende todo el Colegio y son convocados al principio de cada curso y cuando surge algún problema que por sus características precisa de la participación de todos los alumnos y profesores. Sus formas de organización son similares y sus normas y conclusiones obligan a todos.

Consejo General